Una historia de innovación

Máquinas que disparan la productividad; ya no hay marcha atrás

La historia de dos emprendedores que en los años 70 crean más que una empresa; crean todo un nuevo sector: los automatismos para fabricar conservas

Hermasa es uno de los cimientos que asentaron la comarca de Vigo como la primera capital mundial de la industria de las conservas de pescado. Decenas de miles de personas trabajaban entonces en la fabricación de las primeras latas, fundamentalmente de sardina. Ese fue el entorno de euforia económica y de los primeros rudimentos tecnológicos en los que empezaron a trabajar los hermanos Rodríguez, que encontraron en Vigo el lugar idóneo que estimuló su inventiva.
Es en Hermasa en donde empiezan a poner en práctica sus propias ideas y diseños para aumentar la productividad de las conserveras gallegas, las cuales empiezan a diversificarse y a vender en mercados de los cinco continentes. Y es que fue en la primera y pequeña fábrica familiar de Vigo -rodeada de conserveras, astilleros y un inmenso mercado de la pesca fresca- en donde nacieron los principios tecnológicos de automatización y fabricación en serie que hoy emplean los creadores de equipos para la conserva en todo el planeta. Hermasa ha sido y es el referente tecnológico.
Hermasa ha sido y es la referencia tecnológica en la fabricación de maquinaria para la conserva, por eso la marca Hermasa está presente en más de 65 países.
En sus poco más de cuarenta años, la marca gallega ha creado un sector industrial nuevo –el de la maquinaria especializada para conservas de pescado- que ha acompañado a los fabricantes en su expansión por todo el mundo. Cuando los comercializadores de conservas observaban un nuevo nicho de mercado, Hermasa se adelantaba y creaba un equipo para su procesado y su producción industrial.
Nuestra empresa ha recibido en Europa diversos premios por su innovación tecnológica y participa como invitada en las conferencias mundiales que celebra el sector conservero en todo el mundo, lo que muestra su importancia como agente dinamizador de la industria.
Desde su fundación, Hermasa ha registrado más de 70 marcas y patentes que en distintos momentos de su historia han sorprendido al mercado de la conserva. En la actualidad, las marcas con las que la empresa comercializa sus equipos son: Hermasa®, Tunipack®, Flash-Pack®, Tunivac®, Tunascan®, V-Filler® y HCT®. Las patentes que están en vigor actualmente son diez.
En 2006, Hermasa construye su nueva sede central en el Parque Tecnológico de Vigo. Son unas instalaciones de 5.500 metros cuadrados en las que se mantiene, como prioridad de la marca, el departamento el intercambio continuo de conocimiento, como un gran laboratorio de innovación permanentemente conectado.

La calidad,
en datos objetivos

ISO 9001 e ISO 14001 para diseño, fabricación e instalación de maquinaria destinada a procesos de producción de conservas y transformación de productos alimentarios.
UNE 166002 para actividades de I+D+i relacionadas con la maquinaria destinada a procesos de producción de conservas y transformación de productos alimentarios.
Certificados UNE 166001 para nuestros proyectos de I+D+i que avalan la correcta gestión y clasificación de las actividades de investigación, desarrollo e innovación del proyecto concreto.